Ir al contenido
Suscripción por correo electrónico

Los acuerdos internacionales sirven para ayudar a la UE a alcanzar sus objetivos políticos. Pueden abarcar ámbitos de gran amplitud, como el comercio, la cooperación y el desarrollo, o pueden referirse a ámbitos políticos específicos, como el sector textil, la pesca, el transporte, las ciencias y la tecnología.

La UE negocia y celebra acuerdos internacionales tanto con países que no pertenecen a la UE como con organizaciones internacionales, como la OMC o las Naciones Unidas.

¿Es una competencia exclusiva o es una competencia compartida?

La UE dispone de competencia exclusiva para celebrar acuerdos internacionales en determinados ámbitos, por ejemplo cuando el acuerdo afecta a normas comunes de la UE o cuando es necesario para permitir que la UE ejerza sus competencias internas. En los ámbitos en los que la UE haya adoptado normas comunes específicas, por ejemplo en materia aduanera, los Estados miembros no podrán suscribir acuerdos con terceros países que afecten a dichas normas. La UE también dispone de competencia exclusiva en estos casos, en los que actuará en nombre de todos los Estados miembros.

La UE también podrá firmar acuerdos internacionales en ámbitos en los que dispone de competencia compartida con los Estados miembros, como por ejemplo la política exterior.

¿Qué papel desempeña el Consejo?

El Consejo de la UE desempeña un papel importante en la negociación y celebración de acuerdos entre la UE y terceros países u organizaciones internacionales. Participa en todos las fases del procedimiento: desde otorgar a la Comisión el mandato de negociación hasta firmar el acuerdo en nombre de la UE y adoptar la decisión final por la que se incorpora el acuerdo en el Derecho de la UE.

En el caso de los acuerdos que se refieren a ámbitos de competencia compartida con los Estados miembros de la UE, los representantes de los Gobiernos de los Estados miembros también tienen que dar su mandato de negociación. La mayoría de las veces esto se refiere a acuerdos relativos a política exterior y a acuerdos comerciales generales.

El Consejo también puede adoptar una decisión para suspender la aplicación de un acuerdo internacional o para poner fin a un acuerdo. Por ejemplo, en 2010, el Consejo suspendió el artículo 96 del Acuerdo de Cotonú con Zimbabwe, por el que se había interrumpido el pago de la ayuda para el desarrollo destinada a dicho país. El Consejo adoptará una decisión a propuesta de la Comisión o del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

¿Cómo funciona este procedimiento?

El procedimiento de negociación y adopción de acuerdos internacionales figura en los artículos 207 y 218 del Tratado de Funcionamiento de la UE. Durante todo el procedimiento, en la mayoría de los casos, el Consejo adopta sus decisiones mediante mayoría cualificada. No obstante, se pronuncia por unanimidad en los ámbitos en los que normalmente se requiere la unanimidad, como, por ejemplo, la fiscalidad. Las decisiones relativas a los acuerdos que se refieren a ámbitos de competencia compartida se adoptan junto con el Consejo por común acuerdo (acuerdo de todos los Estados miembros).

El procedimiento de negociación:

  1. La Comisión presenta recomendaciones al Consejo sobre cada acuerdo específico. Cuando el acuerdo se refiere principalmente a la política exterior y de seguridad, corresponde al alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad presentar las recomendaciones.
  2. El Consejo adopta una decisión por la que se autoriza la apertura de negociaciones. Normalmente también adopta directrices de negociación en las que se establecen los objetivos generales que se han de alcanzar durante las negociaciones.
  3. La Comisión representa a la UE durante las negociaciones, excepto cuando el acuerdo se refiere a la política exterior y de seguridad. En estos casos la UE es representada por el alto representante. La negociaciones entre la UE y los terceros países u organizaciones internacionales transcurren normalmente en diferentes rondas.
  4. En determinados tipos de acuerdos, el Consejo designa un comité especial que mantiene consultas con la Comisión durante todas las negociaciones. La Comisión informa regularmente a este comité y al Parlamento Europeo de la marcha de las negociaciones.
  5. El Consejo podrá adoptar directrices de negociación nuevas o revisadas en cualquier momento de las negociaciones. Hará esto cuando desee cambiar la posición de negociación o cuando el negociador (la Comisión) desee apartarse de la posición previamente acordada.
  6. Corresponde al Consejo y a la Comisión de manera conjunta comprobar que los acuerdos negociados son compatibles con las políticas internas de la UE y con sus normas.
  7. Al término de las negociaciones, el Consejo adopta una decisión por la que se autoriza la firma del acuerdo. En algunos casos, el Consejo también adopta una decisión sobre la aplicación provisional del acuerdo. Estas decisiones se adoptan a propuesta de la Comisión.
  8. El Consejo adopta asimismo la decisión final de celebración del acuerdo. Esta decisión solo se podrá adoptar previa aprobación del Parlamento Europeo (para acuerdos de asociación y acuerdos que se refieran a ámbitos a los que se aplique el procedimiento legislativo ordinario o el procedimiento de aprobación) y ratificación de todos los Estados miembros. En los demás ámbitos, con excepción de los acuerdos que se refieren a la política exterior y de seguridad, se deberá consultar al Parlamento Europeo.