Utilizamos cookies para brindarle la mejor navegación por nuestra sede electrónica. Para más información consulte el enlace cómo utilizamos las cookies y cómo cambiar los ajustes.

La dimensión ecológica de la política agrícola europea

El 15 de mayo los Ministros de Agricultura han debatido uno de los elementos clave de la reforma de la política agrícola común de la UE: los esfuerzos destinados a estimular a los agricultores europeos para que adopten unas prácticas más acordes con el medio ambiente.


© Laurent Hamels – Fotolia.com 

El debate que mantuvieron los Ministros se ha centrado en las tres medidas principales propuestas por la Comisión en relación con la dimensión ecológica:

•    aumentar la diversificación de los cultivos,
•    crear y conservar pastos permanentes, y
•    preservar zonas y paisajes naturales  (esto es, retirar el  7% de la superficie agrícola útil como "superficie de interés ecológico").

La propuesta sugiere que el 30% de los pagos directos se reserven a los agricultores que adopten estas prácticas. Estos requisitos no se aplicarían ni a las explotaciones ecológicas ni a los pequeños agricultores.

"He observado hoy que existe un gran deseo de impulsar la dimensión ecológica", ha dicho la Presidenta de la reunión, la Ministra danesa de Alimentación, Agricultura y Pesca, Mette Gjerskov. "Aunque este debate está muy lejos de estar clausurado, hemos contribuido a dar pasos hacia delante" ha dicho la Ministra.

Propuestas de los Estados miembros

El debate ha mostrado que todos los Estados miembros apoyan la idea de que las prácticas agrícolas sean más ecológicas. Ahora bien, los Estados miembros desearían que las medidas propuestas sean más flexibles para poder tener en cuenta las diferencias entre los Estados y las regiones y no crear nuevas cargas administrativas.

En términos generales, las sugerencias de modificaciones de los Estados miembros se podrían dividir en tres grupos:

1. Se deberían considerar más zonas "ecológicas por definición". Por ejemplo, no sólo se debería aplicar esta definición a las explotaciones agrícolas  biológicas, sino también a las superficies que se cultivan según diferentes regímenes de certificación medioambiental aplicados por los Estados miembros, o que ya están cubiertas por medidas de desarrollo rural destinadas a proteger el medio ambiente.

2. El umbral de las explotaciones a las que se aplicaría el requisito de la diversificación de los cultivos debería ser como mínimo de 10 hectáreas o más, y no tres como se propone actualmente. La obligación de incluir tres cultivos en esta diversificación plantearía problemas en algunos países en los que el clima reduce el número de variedades cultivadas.

3. Se debería adaptar el requisito de reservar un 7% de la superficie agrícola a "superficie de interés ecológico" para que puedan incluirse más zonas, y los requisitos se deberían aplicar a la región más bien que a explotaciones agrícolas particulares. Una reducción del umbral facilitaría la aplicación de esta medida. 

La Presidencia, que ha tomado nota de las opiniones expresadas durante el debate, seguirá trabajando en la propuesta a través de los grupos de expertos. Asimismo, la Presidencia se propone preparar un informe de situación sobre la reforma agrícola para la siguiente sesión del Consejo que se celebrará en junio. Dicho informe debería servir a la próxima Presidencia para organizar los futuros debates. 

Para más información:
Comunicado de prensa
Conferencia de prensa (vídeo)
Reforma de la política agrícola común (Portal Europa)
 

 

Ayúdenos a mejorar

¿Ha encontrado la información que buscaba?

Sí    No


¿Qué buscaba?

¿Tiene alguna sugerencia?